Thanksgiving: More than Just Noshing

By Sophia Botello

 La versión en español está disponible al final de este documento.

In poetry and prose, any time there is a meal scene, something important is happening – mainly a communion of some sort. I truly enjoy reading and analyzing these literary meal scenes because they are about so much more than just eating or food. These scenes may represent many themes: power, chaos, rebirth, love, pride, reunion, vulnerability, or faith, just to name a few.
Additionally, when I read a meal scene, I take note of who is present, what are they eating, how the characters share the meal, and what happens as a result of the meal. I also take into consideration how the scene is written in terms of language, tone, and imagery. So, yes, in literature, sharing a meal has much meaning. 
As Thanksgiving approaches, I have been reflecting more and more on the meaning of sharing a Thanksgiving meal (and craving my mom’s amazing pecan pie).
As an English professor, I believe in the interdisciplinary study of literature and the social sciences. In other words, from fictional stories, we learn about real life in terms of principles, truths, or morals. (Consider the function of parables in the Bible.) My approach to understanding Thanksgiving, therefore, lies in the intersectionality of these two fields of study.
At Thanksgiving, we celebrate with food and family and friends. But, what, exactly, are we celebrating and how did this culinary tradition begin? 
First, let’s get a historical and social perspective of Thanksgiving.
Elizabeth Peck enlightens us about Thanksgiving: “The history of Thanksgiving is hallowed ground for antiquarians, popular writers, and even an occasional anthropologist. The story begins with the Pilgrims who held a feast for themselves and their Wampanoag neighbors in October of 1621. Prior to Lincoln, [who initiated Thanksgiving as a national holiday in 1863], three presidents, George Washington, John Adams, and James Madison, issued ad hoc proclamations of a national day of thanksgiving. Nonetheless, Thanksgiving in the early nineteenth century was mainly popular in New England and to a lesser extent the Mid-Atlantic States. As of the 1850s, Thanksgiving was a legal holiday only in these states and in Texas” (775). 
This tells us that Thanksgiving originated when two groups of people, the Pilgrims and the Wampanoag Indians, joined together and celebrated the Pilgrims’ first harvest in the fall of 1621.  (For the visual learners, here is a short video on the history of Thanksgiving: http://www.history.com/topics/thanksgiving/history-of-thanksgiving.)
This information also tells us the holiday of Thanksgiving has moved through various economic and social eras in the U.S. This means who celebrates Thanksgiving, how it is celebrated, and why it is celebrated has evolved. 
So, who celebrates Thanksgiving? Well, currently, many Americans celebrate Thanksgiving. Also, since many immigrants integrate to U.S. culture by observing national holidays, they celebrate Thanksgiving, as well. Please note: the fact that immigrants celebrate Thanksgiving is not so far removed from the first Thanksgiving – the Pilgrims were immigrants to the Americas, too.  
How do we celebrate Thanksgiving? By eating, of course! But, even that has changed. For example, the food served at the first Thanksgiving was venison, fowl, corn, and barley. Now, the traditional food is turkey, stuffing, and did I mention my mom’s amazing pecan pie?
People celebrate Thanksgiving for various reasons: to be with family, to have fun, or, my favorite, give thanks to God for the blessings in my life. 
Now, on to a literary perspective of Thanksgiving.
In literature, there is much symbolism found in the four seasons. The Thanksgiving meal takes place during the fall season – a time that constitutes harvest. Harvest represents abundance and prosperity. The Pilgrims were celebrating their first successful harvest after a harsh winter the year before. 
Fall is the season of maturity; celebrating during fall implies that humanity is moving toward full development and wisdom, hence peace. 
Fall is also the season of gratitude. The Pilgrims were thankful for the successful harvest and they displayed their gratitude by sharing a meal with their new neighbors, the Wampanoag Indians.
A significant point here is that two very different cultural groups come together over a meal, action that may be perceived as an intentional move to promote unity and peace between the groups. In literature (and in real life), if you’re breaking bread together, that means you’re not ‘breaking heads,’ so to speak.
Of course, Thanksgiving is not without its controversies. Scholars disagree on whether the 1621 meal between the Pilgrims and the Indians was really the first coming together of European settlers and Native American peoples, as there are other encounters on record of similar events.  Also, in the background, is the controversy of colonization and the real intentions behind the meal.
Nevertheless, I predict Thanksgiving is here to stay.
So why is it important to know all this information about Thanksgiving? In literary analysis, we call this the So what? or Who cares? questions.
We learn real-life lessons from this first Thanksgiving meal:  
  • We see the importance of building bridges with our neighbors.
  • We physically practice gratitude.  
  • We engage in the act of remembrance.
In addition, when we participate in the holiday of Thanksgiving, we model how to outwardly display love. Yes, I do believe love is at the center of the Thanksgiving meal. When people partake in a meal together, when they break bread together, when they are physically close together in the company of food, these are signs of sharing and peace, manifestations of love. 
Needless to say, breaking bread together – whether it is in real life or literature – has significant meaning. 
My mind enjoys wandering into the intersecting space of fiction and reality. (I undoubtedly fall into the stereotype of the quirky-English-lit-teacher.) You could say that I truly enjoy reading about food in poetry and prose and sharing food in real life.
By the way, did I mention my mom’s amazing pecan pie?

Sophia Botello Picture

Sophia Botello is Instructor of English and Director of the Writing Center at Baptist University of the Américas in San Antonio, Texas.
Pleck, Elizabeth. “The Making Of The Domestic Occasion: The History Of Thanksgiving In The United States.” Journal Of Social History 32.4 (1999): 773. Academic Search Complete. Web. 6 Oct. 2016.

La versión en español está disponible aquí 

El Día de Acción de Gracias: mucho más que comer

Por Sophia Botello

Traducido por Patricia Gómez

En la prosa y la poesía, cada vez que hay una escena de comida, algo importante está ocurriendo – principalmente algo que promueve la unidad. Realmente disfruto leer y analizar estas escenas literarias sobre comida porque tienen un significado que va más allá del comer o la comida. Pueden representar muchos temas, entre ellos: el poder, caos, renovación, amor, orgullo, unión, vulnerabilidad o fe.
Además, cuando leo sobre una escena de comida observo quien está presente, lo que comen, de qué manera los personajes comparten la comida, y qué pasa como resultado de la comida. También tomo en consideración cómo está escrita la escena en términos de lenguaje, tono e imágenes. Sí, en literatura, el compartir una comida tiene mucho significado.
Debido a que se acerca el Día de Acción de Gracias, he reflexionando aún más en el significado de lo que es compartir una comida de Acción de Gracias (y deseando comer el delicioso pay de nuez de mi mamá).
Como profesora de inglés, creo en el estudio interdisciplinario de la literatura y las ciencias sociales. En otras palabras, de las historias de ficción aprendemos sobre la vida real en términos de principios, verdades o valores morales. (Considere la función de las parábolas en la Biblia). Mi acercamiento para comprender mejor el Día de Acción de Gracias, se encuentra entonces en la intersección de estos dos campos de estudio.
El Día de Acción de Gracias lo celebramos con comida, familia y amistades. Pero, ¿qué celebramos exactamente, y cómo comenzó esta tradición culinaria?
Primero, veamos una perspectiva histórica y social.
Elizabeth Peck explica: “la historia del Día de Acción de Gracias es sagrada para las personas anticuarias, escritores/as populares e incluso para algún antropólogo/a ocasional. La historia comienza con las y los peregrinos que celebraron una fiesta para sí y para sus vecinos y vecinas de la tribu Wampanoag en octubre de 1621. Antes de Lincoln, [quien inició la celebración del Día de Acción de Gracias como un día de fiesta nacional en 1863], tres presidentes, George Washington, John Adams y James Madison, emitieron una proclamación ad hoc de un Día nacional de Acción de Gracias. No obstante, el Día de Acción de Gracias a principios del siglo XIX era popular principalmente en el área de Nueva Inglaterra y en menor escala en los estados del Atlántico medio. En la década de 1850, el Día de Acción de Gracias era un día de fiesta oficial solamente en esos estados y en Texas” (775).
Esto indica que el Día de Acción de Gracias se originó con dos grupos de personas: la gente peregrina y la indígena Wampanoag, quienes se unieron y celebraron la primera cosecha de los peregrinos/as en el otoño de 1621. Para quienes aprenden de una manera más visual, aquí está un breve vídeo sobre la historia del Día de Acción de Gracias. http://www.history.com/topics/thanksgiving/history-of-thanksgiving.
Esta información también nos indica que el Día de Acción de Gracias ha cambiado a través de las diversas épocas económicas y sociales en los Estados Unidos. Esto implica que quién celebra el Día de Acción de Gracias, cómo se celebra, y el por qué se celebra han estado sujetos a una evolución.
Así que, ¿quién celebra el Día de Acción de Gracias? Actualmente, muchas personas estadounidenses celebran el Día de Acción de Gracias. Y como mucha gente inmigrante se integra a la cultura de los Estados Unidos mediante la celebración de días festivos nacionales, ellos/as también lo celebran. Por favor tome nota de que el hecho de que la gente inmigrante celebra el Día de Acción de Gracias, no es tan diferente al primer Día de Acción de Gracias – las y los peregrinos inmigraron a las Américas, también.
¿Cómo celebramos el Día de Acción de Gracias? ¡Comiendo, por supuesto! Aunque incluso esto también ha cambiado. Por ejemplo, la comida servida el primer Día de Acción de Gracias fue carne de venado, aves, elote y cebada. Ahora, la comida tradicional es pavo, relleno, y ¿mencioné el increíble pay de nuez de mi mamá?
Las personas celebran el Día de Acción de Gracias por varias razones: para estar con la familia, para divertirse, o mi favorita, para dar gracias a Dios por las bendiciones en mi vida.
Ahora veamos una perspectiva literaria del Día de Acción de Gracias.
En la literatura se da mucho simbolismo en las cuatro estaciones. La comida de Acción de Gracias tiene lugar durante la temporada de otoño – tiempo en que se da la cosecha. Esta representa abundancia y prosperidad. Las y los peregrinos estaban celebrando su primera cosecha exitosa después del invierno pesado del año anterior.
El otoño es la temporada de madurez; celebrar durante el otoño implica que la humanidad se está moviendo hacia el desarrollo pleno y la sabiduría, por lo tanto hacia la paz.
Otoño es también la temporada de gratitud. Las y los peregrinos sentían agradecimiento por la cosecha exitosa, y mostraron su gratitud al compartir una comida con sus nuevos vecinos/as, la gente indígena Wampanoag.
Un punto importante aquí es que dos grupos culturales diferentes se unieron en una comida, acción que puede ser percibida como un paso intencional para promover unidad y paz entre los dos grupos. En la literatura (y en la vida real), si estás compartiendo el pan con alguien, significa que no estás ‘compartiendo pleitos’ por así decirlo.
Por supuesto el Día de Acción de Gracias tiene sus controversias. La gente estudiosa del tema no está de acuerdo en que si la comida de 1621 entre la gente peregrina y la indígena fue realmente la primera vez que se reunieron estos dos grupos, ya que hay otros records de eventos similares. Además, en el fondo, está la controversia de la colonización y las verdaderas intenciones detrás de esta comida.
Sin embargo, mi predicción es que el Día de Acción de Gracias está aquí para quedarse.
¿Por qué entonces es importante conocer toda esta información sobre el Día de Acción de Gracias? En el análisis literario denominamos estas preguntas como el ¿y qué? o ¿a quién le importa?
Aprendemos lecciones de vida basadas en esta primera comida de Acción de Gracias:
  • Vemos la importancia de construir puentes de comunicación con nuestros vecinos/as.
  • Físicamente practicamos la gratitud.
  • Participamos en actos de remembranza
Además, cuando participamos en esta festividad de Acción de Gracias, modelamos cómo  mostrar el amor exteriormente. Sí, creo que el amor es el punto más importante del Día de Acción de Gracias. Cuando las personas comparten una comida juntas, cuando parten el pan, cuando están físicamente unidas en la compañía de alimentos, se dan señales de convivencia y de paz, manifestaciones de amor. 
Sin tener que decir más, el compartir el pan – ya sea en la vida real o en la literatura – tiene un significado importante.
Mi mente disfruta al divagar entre los espacios de intersección de la ficción y la realidad. (Sin lugar a dudas, entro en el estereotipo peculiar de la maestra de literatura de inglés). Se puede decir que verdaderamente disfruto el leer sobre comida en la poesía y la prosa y de compartir alimentos en la vida real. 
Por cierto, ¿mencioné el increíble pay de nuez de mi mamá?
Sophia Botello Picture

Sophia Botello es Instructora de Inglés y Directora del Centro de Redacción de la Universidad Bautista de las Américas en San Antonio, Texas.

Pleck, Elizabeth. “The Making Of The Domestic Occasion: The History Of Thanksgiving In The United States.” Journal Of Social History 32.4 (1999): 773. Academic Search Complete. Web. 6 Oct. 2016.

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s